¿Tomar mucho té puede dañar los riñones?

Mucho hemos hablado de los beneficios de tomar té. En realidad es una bebida muy buena que deberías agregar a tu dieta, gracias a los beneficios para su salud. Además de ser muy sabrosa, por lo que tu paladar también lo agradecerá.

Pero por otra parte, siempre hay que ver el cuadro completo, no olvidar el posible lado negativo. Porque que una bebida sea saludable y la recomendemos, no quiere decir que no pueda tener algún tipo de advertencia.

En este caso, hablamos de los efectos del té en el sistema renal. Ya que al consumirlo, nuestros riñones podrían terminar afectados. Pero mayormente, bajo ciertas condiciones.

Como el té puede dañar los riñones.

Tomar mucho té puede dañar los riñones

El problema radica en que muchos tipos de té contienen oxalato. Este compuesto lo puedes encontrar en varios tipos de alimentos, y debes saber que el cuerpo lo produce también, considerándolo desecho.

En condiciones normales, siempre habrá un poco en nuestro cuerpo, pero este terminará por ser desechado por medio de la orina. El problema radica cuando sus niveles llegan a unos anormales y peligrosos para ellos.

Y al beber demasiado té, podrías terminar por exceder muy fácilmente la cantidad recomendada diaria.

Se calcula que se deberían tomar a lo mucho entre 45 y 50 gramos al día. Y toma en cuenta que por cada 100 gramos de té, estos tendrán aproximadamente los 50 gramos de oxalato en su interior.

¿Cuánto té es recomendable beber a diario?

Debido a estas condiciones, se calcula que se deberían beber a lo mucho dos o tres vasos de té al día. Con ello, nuestro cuerpo podrá deshacerse del exceso con facilidad, así como aprovechar los nutrientes.

Al tomar cantidades más altas de eso, ya estaremos en peligro de sobre pasar las cantidades recomendadas, lo que podría empezar a causar problemas en el riñón.

Consecuencias de beber demasiado té diario.

Hablando específicamente del riñón, al tener niveles tan altos lo más probable es que empiecen a formarse piedras o cristales.

Vale la pena mencionar que en nuestro cuerpo es normal hasta cierto punto que se creen cálculos renales, que pueden variar en tamaño. Pero estos por lo regular son desechos por el organismo con facilidad.

Pero al ser demasiado grandes, estos pueden terminar por atorarse en los riñones o las vías urinarias, siendo bastante dolorosos para deshacerse de ellos.

En conclusión, tomar té no tiene nada de malo. Como suele ser habitual en casi todo, el problema comienza cuando empiezas a excederte.

Recuerda balancearlo con otros alimentos, porque estos podrían contener también oxalato y aumentar la cantidad sin que lo notemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *