¿Es mejor tomar té o gaseosa a la hora de comer?

Para comer, nos gusta acompañarlo con algún tipo de bebida. Esto porque permite dar un sabor adicional a toda la variedad que consumimos. Y por supuesto, también evitar que se nos trabe la comida, si se da el caso.

La variedad de bebidas que podemos consumir es enorme e imposible de listar. Puede ir desde agua simple hasta algún preparado propio. Pero hoy vamos a centrarnos en dos de los más populares: el té y la gaseosa.

¿Tomar té o gaseosa a la hora de comer?

tomar té o gaseosa

Ambas bebidas son deliciosas y pueden servir como un buen acompañamiento. En mi caso, yo no digo que haya que enfrentarlas. Ya que dependiendo del día, puede variar el gusto de la persona y tener ganas de otra cosa.

Por lo tanto, en ciertos días tendrás ganas de una soda o gaseosa, y otro día de tomar un poco de té. Pero si estás buscando razones para preferir uno u otro, para ello tengo una respuesta.

Porque tomar gaseosa.

Es una bebida bastante estimulante, en donde el gas mismo que posee le da una buena sensación. Es fácil de conseguir, pues en casi cualquier lugar es fácil simplemente ir a la tienda y poder comprarlo bien helado.

Su precio es medio y puedes simplemente ponerlo en el refrigerador, por lo que podrás degustarla rápidamente en cualquier momento.

No es una bebida saludable, por lo que su principal aliciente en su sabor. Ya que posee altas cantidades de glucosa y gas, los cuales si son tomados de forma constante terminarán por mermar tu salud.

Y es bastante habitual que en muchos hogares, el consumo de gaseosa se vuelva una constante para todas las comidas. Que no pueda faltar el refresco de cola para cada una de ellas, lo que no es bueno.

Por eso mismo, tomar gaseosa sugiero sea un gusto puntual, no lo habitual para estar comiendo. Pero no tiene nada de malo darse un gusto al paladar de cuando en cuando.

Porque tomar té.

El té es otra bebida que puede acompañarte a comer. Y tiene la ventaja que pueden haber de varios tipos, ya que puede ser tomar un té caliente o incluso podrías preferir tomar un poco de la variedad de té helado.

También debes tomar en cuenta que tipo de té será el que compres: puedes tomar un té natural, por ejemplo de manzanilla, que te permita aprovechar sus bondades. Tomará su tiempo prepararlo antes, pero valdrá la pena.

Tiene como ventaja que puede aportarte varios nutrientes que ya hemos señalado en este blog anteriormente. Por lo que se vuelve un complemento saludable, que alimentará mucho más que tomar la gaseosa.

Como cualquier bebida, el exceso es malo. Además que tomarlo en la noche, puede causar que por la cafeína tengas algunos problemas para dormir. Pero en general, no hay problema.

Piensa igual que pueden vender té helado, que simplemente sea un saborizante. En estos casos, deberás de restringirlo un poco más. Ya que no te deja ningún tipo de bien alimenticio, pero sí que puede tener mucha azúcar.

debo tomar soda o té helado

Conclusión del té contra refresco.

En términos generales, tomar cualquiera de los dos está bien. En cantidades moderadas y turnándolo con otro tipo de bebida, puede ser una gran idea.

A fin de cuentas, la mayor parte de tu alimentación se encontrará precisamente en la comida. El té parte con ventaja al ser más nutritivo, pero puedes optar por simplemente satisfacer tu paladar con la bebida.

Cualquier opción es válida, así como tampoco tienes que casarte con una exclusivamente. En la variedad está el secreto y cualquiera de ellas te servirá muy bien para comer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *